El Real Madrid se encomienda al refranero, ¿a la tercera va la vencida?