El Real Madrid depende de catorce hombres