El Real Madrid pone buena cara al mal tiempo que pasa el equipo