El Real Madrid afronta el partido más complicado de la pretemporada