Raúl sigue siendo el ídolo del madridismo