Ramos y Cristiano, buenos amigos ante las adversidades de los últimos tiempos