Ramos, Cristiano y Casillas, más unidos que nunca