Pepe es el nuevo ídolo de la afición blanca