Nadal y Ronaldo, cena de amigos