Mourinho tiene la fórmula para las vueltas de Copa y Champions: "Cara limpia y cabeza alta"