Morata optó por tirar en vez de pasar, y se llevó la bronca de Cristiano Ronaldo