El Madrid no abandona las lesiones musculares