Di María y Khedira, atrapados en la rampa de salida del Real Madrid