Keylor Navas se gana el puesto: nadie le marca