James, diez minutos sobre el campo y… ¡golazo desde 28 metros!