James se ha convertido en indiscutible para Carlo Ancelotti por su sacrificio y calidad