James Rodríguez, el nuevo dios en el olimpo blanco junto a Bale y Cristiano Ronaldo