Isco estará especialmente pendiente de la vuelta de James Rodríguez