Imprevisible, decisivo y de récord: Cristiano Ronaldo es el actual rey de Europa