Bale rescata a Gales ante Andorra, un equipo que no marcaba desde hacía cuatro años