Bale podría repetir la historia de Modric