Gareth Bale volvió a ser sustituido en el encuentro ante el Espanyol en Cornellá