Gareth Bale luce individualmente, pero aún tiene que integrarse en el colectivo