Florentino se mostró muy cercano con los jugadores en la comida de Navidad