Florentino Pérez no viaja a Bilbao para evitar tensiones por la Final de Copa