Fernández Borbalán será el encargado de arbitrar un derbi en el que saltarán chispas