Enrique Cerezo y Florentino Pérez se lo pasaron en grande durante el sorteo