Di María ejerce de líder blanco sin Cristiano