Cristiano despeja el camino hacia el título