Cristiano Ronaldo, una máquina de hacer goles en la Champions