Ahora Cristiano Ronaldo ya está feliz