¡Y Cristiano marcó un golazo de falta!