Ronaldo, mosqueado con los servicios médicos por tardar una semana en tratarle