Cristiano rompió a llorar al llegar al vestuario tras la eliminación de la Champions