Cristiano Ronaldo vuelve a ser el protagonista absoluto del Balón de Oro