El Madrid no quiere arriesgar otra vez con Ronaldo aunque el delantero quiere jugar