Cristiano mostró su cara más bromista vendiendo un producto para... gimnasia facial