Momentos de tensión entre el coche de Cristiano y una avalancha de aficionados