Cristiano Ronaldo reaccionó con incredulidad a los insultos de la grada de Ipurúa