Cristiano Ronaldo comenzó con el gesto torcido, pero acabó firmando un doblete