Cristiano, el salvador, acaba con la aventura del Celta