Cristiano Ronaldo y Jesé, únicos que dieron la cara en el amistoso con el Milán