Coentrao no quiso saludar a los madridistas en la grada de Dortmund