Césped blando y balón duro, Cristiano no estuvo cómodo... pero marcó a los 2 minutos