Ronaldo suaviza la derrota en Balaídos y Diego Costa fulmina al Getafe