Casillas ya está acostumbrado a estar en el centro de la diana de las críticas