Casillas sólo quería al Barça en la final