Carlo Ancelotti fue el encargado de organizar la foto de los campeones del mundo