El delantero centro, el talón de Aquiles del Real Madrid