Benzema, Di María y Cristiano Ronaldo hacen una obra de arte en el Bernabéu